MICRODOSIS - Medicina Natural
Organoterapia
 
DEFINICIÓN.
 
Es un método terapéutico que cura el órgano enfermo por medio de su homólogo diluido y dinamizado.
 
Este principio deriva del “Idéntico” y no del “Similar” homeopático, en su ejecución intervienen mecanismos anatómicos, fisiológicos e inmunitarios complejos.
 
 
CORRESPONDENCIA CON LA HOMEOPATÍA.
 
SEMEJANZAS.
-        El proceso de elaboración es semejante, parte de una tintura madre denominada “cepa”, se dinamiza como los homeopáticos normales.
 
DIFERENCIAS.
-        En organoterapia se administra el medicamento “idéntico” sin intervenir síntomas mentales.
 -        En homeopatía el medicamento actúa sobre todo el organismo, mientras que en organoterapia lo hace únicamente sobre el órgano específico.
 -        Los medicamentos organoterápicos no se “experimentan”, es decir, no causan agravación inicial como los homeopáticos.
-        Una diferencia fundamental es que el medicamento organoterápico permite controlar el funcionamiento de un órgano, es posible estimular, equilibrar o inhibir el funcionamiento del mismo, siempre y cuando exista una disfunción orgánica.
 
POTENCIAS.
 
Las potencias exactas para restablecer la función del órgano afectado son:
 
- 4 Centesimal Hahnemanniana para - estimular o activar.
- 7 Centesimal Hahnemanniana para equilibrar o regular.
- 9 Centesimal Hahnemanniana para inhibir o frenar.
 
LIMITACIONES.
- La organoterapia no funciona en la ausencia del órgano que se desea activar, es decir, este sistema no es una terapia de sustitución. Por ejemplo, si a una paciente sin ovarios se le administra organoterapia de ovario, no tendrá ninguna reacción.
- La organoterapia no funciona en enfermedades congénitas o genéticas.
- En las limitaciones del órgano, en casos de vejez o inmadurez, este no está en condiciones de responder al estímulo.
 
REGLAS DE USO.
  1.  No exceder más de cinco medicamentos diferentes en un mismo día.
  2.  No combinar potencias diferentes en un mismo día.
  3.  La dosis para adultos es de 50 gotas por cada frasco, con dos tomas (mañana y noche), iniciando con 30 gotas y observar la reacción, si todo está bien después de unos días, aumentar a 50 gotas, si se presenta intolerancia, manejar 30 gotas o menos.
  4.  La dosis para niños será de 30 gotas, iniciando con 20 gotas y reducir la dosis si se presenta intolerancia.
  5.  Diluir las gotas en aproximadamente 2 onzas de agua sin cloro (50 a 60 ml).
  6.  El medicamento se activa al contacto con el agua y la saliva.
  7.  No mezclar medicamentos, si se deben tomar varios, dejar algunos minutos de intervalo entre uno y otro.
  8.  Es recomendable dejar el medicamento unos segundos en la boca antes de ingerirlo.
  9.  No impregnar glóbulos o tabletas de azúcar o lactosa ni añadir alcohol u otras substancias, excepto agua.
 
CONSIDERACIONES GENERALES.
 
 -   Duración del efecto-
El medicamento actúa solo mientras el órgano lo necesita, si se continúa administrando y el órgano ya no lo necesita (homeostasis), ya no habrá respuesta.
 
-  Tratamiento de dos o más enfermedades en diferentes órganos al mismo tiempo.
Iniciar con la enfermedad más grave y continuar con las demás, o bien, alternar un día una y al siguiente la otra.
 
-    Tiempo de respuesta perceptible.
Los primeros cambios se notan en aproximadamente una o dos semanas, si después de tres semanas no hay respuesta, puede ser que el medicamento no sea el indicado.
 
-    Administración de potencias equivocadas.
Si se administra por ejemplo, una potencia de 4 CH cuando se requiere de una 9 CH, se puede agravar la función del órgano; se recomienda que en caso de duda, se administre la potencia de 7 CH para equilibrar y después proceder con 4 CH o 9 CH si es necesario.
 
-    Refuerzo.
Es recomendable que después de un tratamiento con 4 CH o 9CH, se refuerce el órgano con 7 CH, durante por lo menos dos semanas para evitar recaídas.
 
-    Prescripciones equivocadas.
Si se administra por ejemplo, testículo a una mujer que requiere ovario, no sucede absolutamente nada, la organoterapia no es terapia sustitutiva, al no existir el órgano idéntico que lo reciba, el medicamento no puede actuar.
 
-    Prescripciones innecesarias.
Si se administra un medicamento que no se necesita, no sucede nada, el órgano debe estar disfuncional para que pueda haber respuesta.
 
-    Combinación con homeopatía.
No existe interferencia de una a otra.
 
-    Actividad del medicamento.
Una vez diluido en agua, la actividad se conserva durante tres o cuatro semanas.
En el envase original puede durar años, siempre y cuando no se exponga a la luz directa y no se añadan substancias extrañas.
 
-    Cuidados del medicamento.
Evitar la luz directa, temperaturas superiores a 42°C y contaminación.
 
Editor de páginas web alojado en Vistaprint